Larga vida a Mario y Alaska


MTV emite el reality estrella.

Hace unos meses conocimos que la cadena musical preparaba para su emisión en España un programa de telerrealidad basado en la preparación de la boda de la cantante Alaska y su pareja, Mario Vaquerizo.

En ese momento nadie prestó mucha atención a algo que no parecía que fuese a tener el más mínimo interés. Por ese motivo ni me molesté en sintonizar la cadena para echar un vistazo rápido al que esperaba que no fuese más que otro docurreality forzado en el que nos venden una vida falseada minuto a minuto.

Tras el estreno empecé a leer críticas positivas pero no ha sido hasta ahora cuando, cansado de escuchar lo “maravilloso”, “genial” y “divertido” que era el programa, me he permitido concederle el beneficio de la duda y sentarme frente al televisor para ver que me iba a enseñar esta peculiar pareja.

Lo primero que tengo que decir es que hacia tiempo, mucho tiempo, que no disfrutaba tanto viendo algo en televisión. En un momento en el que la parrilla televisiva no sorprende con nada, especialmente en cuanto al tema de los realities, viciados y repetidos hasta la saciedad, va MTV y se apunta un buen tanto programando algo que nació destinado al fracaso y que consigue sorprenderte a cada segundo.

Alaska y Mario, Mario y Alaska, una pareja extrañísima que consigue que les cojas cariño desde el minuto uno. Una vida diferente, rara, divertida y a la vez cotidiana que nos muestran con toda la naturalidad del mundo, en la que igual cenan con Carmen Lomana o David Delfín, que van a sacarse una muela o a comprar al supermercado, y en el que Alaska deja de ser una estrella para convertirse en Olvido, una mujer a la que le preocupa pasar de los sesenta kilos y organizar su boda.

Frases políticamente incorrectas que escuchadas en cualquier otro lugar y en cualquier otro momento hubiesen resultado desafortunadas, logran pasar automáticamente a la historia de la televisión en España y amoldarse a la perfección en un programa apasionante en el que se combina a la vez el surrealismo más extremo y el realismo más absoluto.

¿Cual es la clave del reality? Mario, y la inseparable compañía de su querida Olvido.

La preparación de la boda, supuestamente considerado el motivo del programa, no es más que una premisa para mostrarnos sin pudor una vida en la que no faltan las tareas del hogar, las dietas, los conciertos y las superfiestas exclusivas a las que son invitados los protagonistas.

¿Contenido vacío? Puede, pero, y ¿qué es la tele sino un aparato que nos permite entretenernos y alejarnos durante un rato de la realidad?.

Visto el éxito del que está gozando el programa y las buenísimas críticas, a falta de emitir los episodios finales,  no sería de extrañar que se planease próximamente la realización de nuevas ediciones con otros famosos, aunque lo cierto es que sin Alaska y sin Mario lo tendrán muy difícil ya que dudo bastante que haya famosos interesantes dispuestos a ofrecernos con tanta generosidad sus alegrías y sus penas, además de que, por qué no decirlo, me extraña que encuentren a una pareja tan genial como nuestros protagonistas.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Un pensamiento en “Larga vida a Mario y Alaska

  1. y tú,guapo, no tienes nada mejor que hacer que ver a esos dos frikis absurdos . Lo kitch puede ser muy divertido, pero para frikis auténticos ya está Paqui la Coles. A esa sí merece la pena financiarla, pero a estos dos que los subvencionen sus amigos, que tienen mucha pasta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: