Ana Rosa Quintana “entre rejas”


Sería el titular que a más de uno le gustaría leer.

Ana Rosa Quintana atraviesa uno de los momentos más duros de su larga trayectoria y esta misma tarde se ha sentado ante el juez como imputada en un caso de gran envergadura.

Hace unas semanas, el programa de la popular presentadora conseguía la exclusiva del momento, la mujer de Santiago del Valle aseguraba en directo que su marido era culpable en el caso Mariluz. Desde ese mismo instante las alarmas se dispararon y la expectación fue en aumento.

A pesar de que muchos hubiesen esperado que los “enhorabuenas” rodearan a “El programa de AR”, lo cierto es que se produjo el efecto contrario, algo que fue en aumento días después.

El periódico digital Elmundo.es publicaba un video con imágenes inéditas en el que se veía a la reportera que logró la gran hazaña decirle al cámara que continuase grabando a pesar del mal estado en el que se encontraba la entrevistada, lo que provocó que todas las fieras contenidas hasta entonces saltasen sin piedad contra Ana Rosa.

La forma en la que consiguieron dicho video y el hecho de publicarlo deja clara la falta de compañerismo que actualmente se vive en el mundo periodístico, pero dejando esto a un lado, pregunto ¿hasta dónde se puede llegar para lograr que un testigo dé la clave para resolver un caso como el de Mariluz? ¿es ético que un programa de televisión presione a una persona para que declare tal y como lo hizo la señora? y ¿AR y compañía tenían como objetivo real conseguir la exclusiva del año o ayudar en la medida de que lo pudiesen para resolver el caso?.

En mi opinión “El Programa de AR” actúo tal y como lo hubiese hecho cualquier otro periodista de esos que ahora se echan las manos a la cabeza.

Efectivamente, es evidente que la reportera presionó a la señora hasta conseguir su objetivo pero lo cierto es que visto lo que logró, a mi entender hizo lo correcto, y diría incluso más, resolvió el trabajo que hasta el momento no habían hecho los policías encargados de ello. En cuanto al verdadero objetivo del programa, he de decir que creo que era, más que la audiencia, el lograr el mérito periodístico que suponían que esto ocasionaría.

Finalmente, la señora denunció al programa por el trato recibido y ahora asegura que habló bajo presión de modo que lo que dijo no tenía valor, que el equipo de AR la siguió durante días y que no le pagaron los 600 euros que le habían prometido tras firmar un contrato de exclusividad.

Esta tarde, Ana Rosa y varios miembros de su programa se han tenido que ver las caras con el juez y hacer frente a éstas acusaciones en una de las situaciones más surrealistas que he visto en mucho tiempo.

Una señora asegura que sabía que su marido era el culpable en el caso Mariluz, que había mentido ante el juez, que había ocultado información primordial y que en definitiva, había cometido un delito y ahora, es una pobre mujer presionada por un programa de televisión cruel que solo busca audiencia, vamos, una víctima en toda regla.

Por el contrario, AR consigue que la señora confiese todo, dejando claro que ha cometido un delito y logrando la prueba fundamental para resolver el caso, pero no es más que una manipuladora que se aprovecha de una inocente mujer. ¡Ver para creer!

A muchos os ha sorprendido que el programa le ofreciese 600 euros a la señora por sus declaraciones pero lo cierto es que esto es muy común, y según tengo entendido, en otros formatos como “Espejo Público” hacen exactamente lo mismo, lo que pasa es que son más listos y evitan que el público se entere.

Ahora toca ver a “El programa de AR” como unos carroñeros por hacer de un caso serio todo un espectáculo televisivo, pero parece que nadie se acuerda de que la única semana que “Espejo Público” ha logrado derrotar a Ana Rosa, líder indiscutible de las mañanas, fue cuando monopolizaron el programa con el caso de Marta del Castillo del que anunciaban declaraciones inéditas y hacían cebos de ética discutible. Esto no sorprende a nadie y ninguno se escandaliza por ello y ahora me pregunto:

¿Si hubiese sido Susanna Griso, gran presentadora (todo sea dicho), la que lograse el testimonio de esta mujer, habría sido tan criticada o por el contrario se habría alabado su labor?

Espero respuestas, porque yo la mía ya la tengo clara, si Susanna fuese líder de las mañanas y Ana Rosa no, la situación hubiese sido distinta.

Sígueme en Twitter, ¡pulsa aquí!

Lo vi haciendo zapping, ahora en Facebook, ¡Hazte Fan!

Si quieres recibir los próximos artículos en tu email, pulsa aquí.

Anuncios
Etiquetado , , ,

8 pensamientos en “Ana Rosa Quintana “entre rejas”

  1. loli dice:

    Mira la mujer de Santiago del Valle está pirada y no me puedo explicar que está haciendo en la calle esa señora porque para mí es igual de culpable que los otros dos,y todavía más sabiendo todo lo que había consentido en años atrás,así que si el programa de Ana Rosa consiguió hacerla hablar,un olé por ellos y no me parece justo que ahora los inocentes tengan que pasar por un juzgado esto es increible pero parece que nuestra justicia funciona así y nuestro pais igual es vergonzoso que encima que destapan cosas ahora ellos sean los culpables.Estoy de acuerdo contigo.

  2. Babelia dice:

    Hombre, por fin una refléxión sensata entre -lo siento, pero es lo que pienso- tanta basura mediática. El ensañamiento k estamos viendo contra AR es injustificable. Como periodista conozco ese tipo de trabajo y se que hicieron lo que cualquiera habría hecho. Estoy totalmente de acuerdo contigo y me parece valiente expresarlo en voz alta cuando la corriente va justo en la dirección contraria. Un saludo

  3. Babelia dice:

    X cierto, la disculpa pública a través de twiter de PJ Ramirez es muy significativa.

  4. c.lopez dice:

    creo que el fin no siempre justifica los medios, pero en este caso creo que se le está dando demasiada importancia a la forma en la que la reportera de A.R ha conseguido la declaración, pero parece que estamos olvidando que la víctima es Mari Luz y su familia, no la mujer de un pederasta que además está imputada en un delito de falso testimonio y de omisión del deber de impedir un delito, declara ante los medios para enriquecerse, ya que parece que lo que más le preocupa es no haber cobrado los 600€ de la entrevista. Además esta mujer ha intentado con su marido fugarse de la justicia y ha engañado al sistema judicial es sus declaraciones. Respecto al periódico el mundo considero que lo que les molesta es no haber dado ellos la exclusiva, porque tampoco tienen demasiados escrúpulos, y a la vista está cuando publicaron en portada la fotografía de Esperanza Aguirre en el hospital cuando iba a ser intervenida . ¿se le puede llamar a eso ética profesional?. Enhorabuena por tu bog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: